miércoles, octubre 24, 2007

El gallo y el Jacare


Se cuenta que un buen día el señor Gallo paseando cerca del río le dijo a este muy cordialmente:

buenos días señor río, ¿como esta usted? Por favor, le da mis saludos al señor Jacare –

El río un poco extrañado le respondió con la misma cordialidad y quedó de llevarle aquel saludo especial del señor gallo.

Cunado el Jacare recibió el mensaje junto con quedar extrañado se llenó de indignación y dijo con mucha rabia:

¡como es posible que el gallo me mande saludos¡, ¿que motivos tiene él para hacerlo? – y agrego todavía con mas vehemencia:

esto no puede quedar así, señor río convoque inmediatamente a todos los animales de la selva por que esto es una ofensa, cómo me manda saludos el gallo si el nada tiene que ver conmigo ni siquiera es de mi familia-

Fue así que se reunieron todos los animales de la selva para dirimir el problema, estaban allí los más importantes junto al río. - Tenemos aquí un problema – hablo el río casi como testigo principal del caso – por favor demos la palabra al señor Jacare – quien hablo diciendo:

- Mmm, honorables animales de la selva: yo como Jacare que vivo en el río y tengo mi reputación no puedo aceptar que venga el gallo a enviarme saludos si él nada tiene que ver conmigo, eso no lo voy a aceptar-

Señor gallo ¿que tiene que decir al respecto?

Estimado y temido amigo Jacare disculpa que te pregunte- comenzó el gallo muy seguro – ¿tu naciste de un huevo o del vientre?

El Jacare dubitativo respondió – del un huevo, claro –

Entonces cual es el problema – dice el gallo satisfecho – hemos nacido de la misma forma así que somos familia y no hay ningún problema que yo pueda mandarte mis saludos hermano Jacare.

Aquí en África la vida se ilustra con las historias de los más viejos y es parte de la tradición, son muchos los cuentos contados alrededor de una fogata que enseñan para la vida. El día antes del accidente escuche este cuento del gallo y el Jacare y quise hoy compartirlo por que me ha gustado esta enseñanza de hermandad de compartir un saludo que muchas veces puede venir de lugares y situaciones lejanas y diferentes pero que al final son casi de la misma familia. Es un poco lo que me ha pasado estos días, en este blog, me han saludado gente que nunca he visto ni he escuchado que puede ser que seamos muy diferentes pero que en el fondo se que existe un mismo espíritu que nos une y nos hace hermanos.

Gracias a todos y cada uno que ha pasado por aquí y ha dejado sus palabras de apoyo quien sabe si un día el buen Padre Dios no da la oportunidad de conocernos y juntarnos para compartir la fe y la vida como un solo pueblo como hermanos.

11 comentarios:

Mar� dijo...

Querido padre: Al parecer está mejor... me alegra mucho saberlo. Es verdad... si todos tuviésemos en cuenta siempre esta hermosa historia del gallo y el jacaré... no existiria la discriminación ni la indiferencia... me hace pensar que usted y yo nacimos de la "misma familia", pero de distintos "padres". Me encomiendo a sus oraciones.

Con cariño, Sor María, Religiosa mercedaria de Chile

Rodrigo dijo...

Muchas veces me he preguntado que impulsa a un Misionero a dejar todo incluso su familia por el evangelio, he pensado en muchas alternativas, una de esas es el Amor y en estos momentos mi mente finita no alcanza a dimensionar ese inmenso Amor que tu tienes por el projimo, Amor que te a llevado a hacer vivo el mandato misionero al pie de la letra, Amor que a pesar de moretones y sin sabores no a mermado ni un poco, sino que por el contrario sigue tratando de unir a mas hermanos a nuestra gran Familia animada por el espiritu, nuestra Madre Iglesia.
Con la esperanza puesta en el Padre Dios de poder volver pronto a surcar las montañas. Que Dios te bendiga hermano mio.

Fr. Mario Salas Becerra dijo...

Al parecer estas bien.... haz vuelto a tus escritos... nos alegra.
Que San Pedro Nolasco continué bendiciéndote.
Un Fuerte Abrazo

Fr. Mario Salas

Dorli dijo...

Hola,
me ha gustado la reflexión y el cuento del gallo y el jacare.
El Amor de Dios, su Espíritu Santo, que es brisa que entra suavemente por las ventanas, y es fuego que chispea en nuestros corazones, agarre fuertemente en nosotros para que en la Comunión de los Santos nos ayudemos unos a otros en el Señor.
No nos ves, pero oramos por tí.

Manuel Alfonso dijo...

estimado Kako, recibe desde chimbarongo un fuerte abrazome da mucha alegria y tranquilidad que ya te estes menjorando, aqui estamos rezando por ti, las religiosas donde celebro la eucaristía todos lod dias, tambien estan rezando por tu recuperación.
muy buena la historia que cuentas, que el Señor te las fuerzas necesaria para salir adelante, nos estamos comunicando, un abrazo de tu hermano, Mono

Viviana Contreras dijo...

Me parece muy bien que aprendas historia para que algún día las compartas con nosotros, que Dios te impulse cada día
abrazos

Fray Ricardo dijo...

Kako:
Que bueno saber que avanzas en la recuperación!!!!
Desde el Colegio San Pedro Nolasco de Santiago, recibe mi saludo y el del Padre Anselmo.
Los laicos del Colegio están rezando por tu pronta recuperación.
fraternalmente.
Fr. Ricardo

J dijo...

Carissimo Padre

Que a recuperação seja breve e logo logo volte a Quiculungo onde estou certo é um Amigo especial daquele povo

Adorei o mapa que publicou e me levou aos lugares da infância.Fiz a instrução primária no Terreiro e as viagens a Quiculungo onde vivi mais tarde são recoradções fortes. Obrigado!

Abraço
João Torres

joseantonio dijo...

Un cariñoso saludo para todos los amigos y amigas que han pasado estos últimos días por aquí. Como saben sigo internado, voy para la tercera semana, no es fácil pero ha sido un proceso de aprender y tener mucha paciencia, nuevamente gracias por la preocupación.
SOR MARIA: La oración es reciproca, como hermanos de una gran familia, claro, así como esta historia del Gallo y Jacaré. Muchas bendiciones para tu trabajo.
RODRIGO: Creo que tanto a mí como a ti nos debe mover Él Santo Espíritu, en todo lo que hacemos, tu en tu trabajo y como padre de familia yo aquí en esta caminada llamada misión, al final pienso que acontece eso que dice el Evangelio: “Somos siervos inútiles hemos hecho lo que debíamos hacer” (Lc 17,10)
FR. MARIO SALAS: Bueno “bien bien” no estoy pero mejor, gracias de todos modos y saludos a todos los hermanos por allá en la ciudad de la palta y chirimoyas.
DORLI: Me llamó la atención eso de que “no nos ves pero oramos por ti”… sin duda que estas maravillas de la tecnología nos permiten ser conocidos y desconocidos a la vez, pero al final está sobre todo nuestra misma FE que nos hace compartir y amar inclusive mas allá de vernos solo sabiendo que hay alguien en alguna parte del mundo que, al igual que yo, busca incansablemente a Dios. Visite tu blog, espero ir de nuevo a dejar algún saludo.
MANUEL ALFONSO: Estimado amigo mono, aunque siempre nos mantenemos en contacto me alegra que hayas dejado este saludo. Te deseo lo mejor en tu ministerio en donde se que te puedes dar por entero.
VIVIANA CONTRERAS: No solo historias, son muchas las cosas que se tiene que aprender en una cultura diferente como esta y claro que mientras pueda compartir esta pequeña experiencia ten por seguro que lo haré, uno de los motivos del blog es ese.
FRAY RICARDO: Gracias hermano las oraciones son muy importantes, yo espero poder recuperarme. Saludos a los laicos del colegio y al Padre Anselmo.
J (Sr. João Torres): Caro Senhor João Torres: me da muito gosto que o senhor goste deste blog y que seja motivo de boas lembranças daquela terra tão bonita chamada Quiculungo. Estou muito contente também que o senhor gostara do mapa, ainda tenho que fazer muitas melhoras.
Certamente eu quero voltar pronto com meu povo de Quiculungo mas tenho que ter muita paciência a recuperação será longa. Espero que o senhor continue visitando este blog e si precisar de alguma informação de Quiculungo e suas áreas pode contar comigo.

Felipe dijo...

Hola Kako,

Variados sentimientos pasaron por mi cabeza cuando supe lo que te pasó, sin embargo prevalece el sentimiento de alegría al saber que tu accidente no fue peor y que te estás recuperando. Que fácil es dejar pasar las oportunidades de decir cuanto quiere uno a las personas. Siempre me acuerdo de todos mis familiares y amigos, de cuanto los quiero, pero que pocas veces se los digo, talvez la tranquilidad de saber que están bien me hace ser de esa manera, pero no es excusa.

Querido primo, siempre te he admirado por tu entrega, por tu convicción, tus valores, tus principios y tu fe, por eso siempre Dios te ha acompañado y esta vez tampoco te dejó solo, siempre me he sentido orgulloso de lo que eres y lo que has logrado, siento y no creo estar equivocado, que eres feliz haciendo lo que te gusta, y siempre cuento con orgullo que mi primo está en la misión de Dios en Angola, tan lejos de su hogar y sus seres queridos.

Siento mucho no haber entrado a tu Blog antes, y hacerlo bajo estas circunstancias, pero nunca es tarde. Te deseo lo mejor, espero que tu recuperación progrese favorablemente y ojalá nos veamos la próxima vez que estés por Chile.

Saludos desde Coquimbo, Chile.
Felipe Ponce Puelles.

marcela dijo...

Querido Padrecito...dele muchos cariños a mis hermanos de Angola...bendiciones para usted.

Atte,
Marce
artemarvall