domingo, abril 08, 2007

Una pascua distinta grande KEMBO


Aunque estamos próximos al tiempo seco (casimbo) las lluvias parecen hacer su despedida con alevosía, sin embargo hemos hecho todo por llevar a cabo nuestro modesto programa misionero de semana santa.

Confesiones, misas y acompañar a la comunidad a vivir este especial tiempo de gracia, no es fácil recorrer los 80 o 100 km que hay entre nuestra residencia hasta Aldea Nova que es uno de los centro con mayor devoción. Allí llegué el sábado santo a eso de las 10 de la mañana habiendo salido a las 7 horas de casa, en la camioneta toyota uno puede tener seguridad que no se quedará enterrado pero con los neumáticos lisos es mejor ir despacio… una vez en la pequeña capilla de barro me puse a confesar no me levanté hasta eso de las dos de la tarde, fuimos a comer alguna cosa y luego a las 3 y media comenzamos una especial vigilia pascual debajo de un árbol, con mucha gente, el sol a arder y unas amenazadoras nubes que mostraban que para kiculungo la cosa estaba fea (mucha lluvia)… fue bonito, quedé muy contento en realidad, la gente ya comienza a enseñarme algo de la lengua materna (kikongo) … hoji celebramos uma grande KEMBO KEMBO (fiesta)… fueron mis primeras palabras en la prédica.

Luego me fui a Banga, un gran temporal estaba a nuestra espera, encender el fuego fue todo un desafío corrimos todos hasta la derruida capilla, finalmente logramos encender el cirio yo lo protegía con mis manos para que no se apagara ya finalmente en el altar continué casi toda la misa con el mismo cirio en mis manos ya que me servía para poder leer en medio de la oscuridad, escuchamos el pregón pascual y en eso la lluvia se apiadó de nosotros y ya pudimos rezar y hacer vigilia.

La gente encendió algunas velas esa era nuestra única iluminación pero realmente creo que los corazones brillaban con mas insistencia y en medio de los cantos hacían que la noche se iluminara mucho mas…

Llegó el momento de la liturgia bautismal y al frente del altar pude ver tres señoras de blanco entonces pregunté al catequista que me dijo que eran las catecúmenas para bautizar, todo emoción, alegría de la nueva vida… que manera de ser felices en esa pequeña y alejado poblado Cristo Resucitado en medio del humilde pueblo.
De vuelta a la misión, ya de muy noche, la lluvia ha vuelto, me ofrecen un plato de “funji” y un baso de “malavo” antes de partir…

Llevo la camioneta muchas cosas, la gente ha ofrecido para la misión algunos sacos de “bombó”, una cañas de azúcar y algunas bananas es la ofrenda presentada en la misa… también va conmigo una cristiana que va para el hospital de kiculungo con su hija enferma, el viaje no fue fácil dos grandes árboles a mitad del camino y nosotros sin hacha o catana para abrir paso…

Finalmente pasamos, llegamos algo tarde a la misión: la camioneta medio llena, y nuestro corazón más lleno en esta noche santa, con una grande luna apareciendo en medio de las nubes y el saludo a los hermanos de feliz pascua por el triunfo de la resurrección sobre la muerte, porque estamos en grande fiesta “em nossa KEMBO”.

8 comentarios:

Cristian dijo...

Hermano:
Pasaba a desearte una feliz pascua de Resurrección. Bendiciones.

elsa nyny dijo...

Olá !
passei por cá e adorei o teu blog!
Gostaria muito que te juntasses a nós, no blog - http://raizesdomundo.blogspot.com, pois queremos que seja um blog a nivel mundial, inde há já pessoas de vários paises, a lingua não é obstáculo!! Junta-te a nós, envia-me o teu email para:
nyny.sek@gmail.con - e de seguida te enviarei o convite para te tornares autor do mesmo!
Fico á espera!!!
Muita força!!!

Pablo Ignacio dijo...

Feliz Pascua de Resurrección, que el Señor te Bendiga ahora y siempre,bendiga esta hermoza mision.
ánimo que el Señor da el 101 por uno.
Desde chile y sobretodo desde tu parroquia que siempre te recuerda y nosotros los jovens de la pastoral kerygma oramos siempre por tí y por todos los que estan construyendo el reino y anunciado el mensaje liberador..

me despido con gra efcto y unido en la oración.

Pablo Ávila Lambert
San Felipe, Chile.

Ana María dijo...

Kako:
¡¡¡Feliz Pascua de Resurrección!!!
Que Cristo, el resucitado llene de alegría, perseverancia y mucho Amor su corazón, para que día a día pueda ser fiel testigo de Él en esta Misión.
Con Cariño Nené

Ahh!!! Le cuento que sus papas quedaron muy contentos con la visita del general a nuestra parrokia, hasta se tomaron un par de fotitos.

Carolina dijo...

Feliz pascua de resurrección:
Que cristo resucitado te bendiga hoy y siempre y envie la fortaleza, fervor y fe para continuir esta hermosa misión.
Saludos desde San Felipe
Familia Valdes- Martínez

Fr. Rago O. de. M dijo...

Feliz Pascua hermano, que alegría me da al leer tu blog, la profunda experiencia de semana santa, acá también en chile, sobretodo en las capillas del campo puede vivir esa intensidad de la semana santa. bueno un abrazo me alegro que estes bien. que la luz del resucitado ilumine tu vida y tu ministerio.

Atte. Fr. Rodrigo (RAGO)

LUIS dijo...

Hola padre:
Con la alegria del Señor resucitado lo saludo , soy el papá de la Nené y Ramón de Sa Felipe, lo saludo en la distancia, pero en la cercania de Jesucristo. Le cuento que en mi parroquia(Sagrada FAmilia) experimentamos lo mismo en la vigilia pascual, la presencia de Jesucristo resucitado
en tres pequeños que fueron bautizados, nosotros con Ana Luz mí esposa venimos de una temporada de la fruta que nos separó de las actividades de la parroquia, pero le cuento que de verdad esta pascua nos invita a la conversión
y a ver a que nos llama el Señor. Mañana Sabado iniciamos un periodo de catequesis de bautismal, lo que nos hace muy feliz de poder anunciar a JESUCRISTO RESUCITADO.
También viviremos un retiro en Punta de Tralca del 26 al 29, tenga por seguro que nos uniremos en la oración.
Padre estamos con usted y sus hermanos misioneros, animo que DIOS les bendiga.

Pd: Recuerde que DIOS siempre provee y lo Ama.
LUIS Y ANA LUZ.
Chile, a 14 de Abril de 2.007

JOSÉ GUTIÉRREZ dijo...

¡¡¡Feliz Pascua de Resurreción Padre!!!

Decirle que me hace sentir minúsculo la fe de esas personas que con gran voluntad acuden al Señor y ofrecen lo mejor de sí mismos, sin tapujos y sí mucho amor.

Felicidades.

Que Dios le bendiga.

En los Dos Corazones